POR LAS EXPOSICIONES DEL MUNDO
THE QUEEN'S GALLERY, EDIMBURGO
La escena de tertulia:
retratos cotidianos de la alta sociedad














THE QUEEN’S GALLERY, EDIMBURGO, ESCOCIA.

Construida en la estructura de la antigua Holyrood Free Church y de la escuela de la Duquesa de Gordon, la Galería proporciona unas modernas instalaciones construidas con el fin específico de albergar un programa de exposiciones cambiantes de las obras de arte más delicadas de la Royal Collection nunca antes expuestas en Escocia.
Exposición actual:
La escena de tertulia: retratos cotidianos de la alta sociedad
27 de marzo - 20 de septiembre de 2009
Esta exposición explora la tradición de la llamada “escena de tertulia”; retratos en grupo de modelos de la alta sociedad en situaciones inusualmente informales. Inspirado en la pintura holandesa del siglo XVII, este género se conoce principalmente a través de la obra de los artistas ingleses William Hogarth y George Stubbs, del siglo XVIII, y sir Edwin Landseer, del XIX. El máximo exponente de la escena de tertulia fue Johan Zoffany, y en la exposición se incluye una maravillosa serie de pinturas ejecutadas por este artista por encargo de su regio mecenas, Jorge III. La escena de tertulia muestra a sus modelos concentrados en sus labores cotidianas, por lo que supone una forma extraordinaria de conocer las modas, la decoración y las costumbres de la época.

JOHAN ZOFFANY

DESCUBREN UN GRAN PLANETA QUE
COLISIONARÁ CON UNA ESTRELLA

LA SUPERVIVENCIA DE ESTE TIPO DE PLANETAS NO SUELE SER SUPERIOR A UN MILLÓN DE AÑOS

Un equipo de astrónomos británicos observó al gigante Wasp-18b, que tiene un volumen diez veces superior a Júpiter y orbita cada vez más cerca del astro.

LONDRES.- Un equipo de científicos británicos ha descubierto un planeta con un volumen diez veces superior al de Júpiter que orbita tan cerca de su estrella matriz que las corrientes estelares deberían haberle conducido ya a la destrucción. En comparación con la Tierra, Júpiter tiene un volumen mil veces mayor al de la Tierra, con un radio ecuatorial de 71.492 km.
En un novedoso estudio que publica hoy la revista británica Nature , un grupo de astrónomos de la Universidad de Keele, en Reino Unido, asegura que este planeta bautizado como WASP-18b es una rareza en el mundo de la astronomía y que la probabilidad de observar un fenómeno semejante es de una entre mil.
Se trata de un planeta del grupo de los "Júpiter Calientes", es decir, aquellos que se forman lejos de la estrella en torno a la cual orbitan y que se aproximan a la misma a lo largo de los años con ayuda de las corrientes estelares. Sin embargo, el WASP-18b es tan grande y se encuentra actualmente tan cerca de su estrella matriz que las mencionadas corrientes ya deberían haberle llevado directamente a impactar contra el astro. De hecho, la supervivencia de este tipo de planetas no suele ser superior a un millón de años, un hito que ha batido con creces por el citado planeta. Como posibles causas, los científicos apuntan que las corrientes estelares de ese sistema son menos fuertes que las de nuestro sistema solar, lo que explicaría la longevidad del WASP-18b. Otra posibilidad sería que otro elemento exógeno aún no identificado sea el que evita la colisión del planeta con su estrella y su consiguiente destrucción.
Agencias AP y EFE

DAMOS UN SERVICIO NADA COMÚN


DAMOS UN SERVICIO PROFESIONAL MUY COMPLETO Y NADA COMÚN: ASESORAMIENTO PARA COMPRAR, ARMAMOS SU COLECCIÓN, NOS OCUPAMOS DE LA COMPRA EN SÍ, PIEZA POR PIEZA, Y, A PARTIR DE AHÍ, HACEMOS EL SEGUIMIENTO INTEGRAL DE LA RESTAURACIÓN, CONSERVACIÓN Y LIMPIEZA DE SUS OBRAS, DE SU ENMARCADO O BASES, DE SU COLOCACIÓN Y AMBIENTACIÓN, Y FINALMENTE, DE LA ILUMINACIÓN DE LAS OBRAS CON TODO LO QUE NOS OFRECE LA MARAVILLOSA TECNOLOGÍA LUMINOTÉCNICA DE HOY EN DÍA. LA SUMA DE TODAS ESAS ACCIONES CON LA OBRA DE ARTE COMO PROTAGONISTA ABSOLUTA, RESULTA EN QUE CADA OBRA QUEDE DEBIDAMENTE PUESTA EN VALOR. LA GENTE SE SORPRENDE CON LOS RESULTADOS. NO DUDE EN CONSULTARNOS: AL CEL. (15) 5423-4998 Ó EN CONTACTARNOS POR E-MAIL : plbal@hotmail.com

MÁGICA TITA
Crónica de una Señora que se rodeó de armonía


LA PUERTA DE ENTRADA A LA ARMONÍA: GÜEMES 2902, Y AGÜERO.

Aparte de la lógica tristeza que me dan determinadas despedidas, cuando alguien que ha hecho casas tan estéticas, tan seductoras, tan refinadas, con tanto atractivo, gracia y personalidad, se muere, yo lamento que se rompan los climas que esa persona había logrado. Es en esos climas, en esas combinaciones únicas, donde creo que realmente está el alma de su creador. Los considero la “caligrafía” de su alma, la evidencia concreta de su sentir y de su modo de concebir el Mundo y la vida. Así como el espíritu de un escritor y su sentir van en sus libros, los de una persona que hace decoración o ambientación, para mí, van en los climas logrados. Dicho ésto, podrá comprenderse que viva yo la dispersión de los objetos con los que esa persona había conseguido esos climas, como cualquier ser civilizado podría vivir la quema de libros. Más todavía cuando los climas eran tan especiales, tan sugerentes, tan evocativos de vivencias, de memorias, de viajes, de hallazgos singulares en lugares recónditos.
El caso de Tita del Carril, a quien la gente conoce más por su nombre artístico de Tita Tamames, es un caso especial, muy especial. Tita tuvo un buen training desde muy chica. Tuvo la suerte, el privilegio de ver cosas lindas desde que abrió los ojos por primera vez. Y desde muy chica capitalizó muy bien todo lo bueno que la rodeó en Europa. Podrá parecer una obviedad, pero creo que nunca está demás recordar la importancia capital que ha tenido Europa en la evolución del arte universal de todos los tiempos, de la Historia del Arte, de las ideas estéticas y en general de todo lo relacionado con lo visual. Desde Altamira y Lascaux a nuestros días… Y Tita, en Europa, y de la forma más natural posible, tenía todo eso al alcance de su mano. Y todo eso le dio una perspectiva especial. Más tarde, sus años de embajadora, de mujer de un embajador de la República, y las ineludibles mudanzas desde una punta a la otra del Planeta, le sirvieron a Tita de inmejorable aprendizaje y ejercitación y le sumaron una rica experiencia.
La madre de Tita, Marta Aldao de del Carril, tenía y hacía muy buenas casas, pero quizás con una cierta dosis de solemnidad o distancia entendibles desde lo generacional. Y, aún a riesgo de caer en comparaciones que suelen no ser simpáticas, diré que las casas de Tita tenían el plus de su sentimiento, de la pasión con la que encaraba todo lo estético, del disfrute con el que lo hacía y hasta de algún toque de humor o de picardía compartido con sus íntimos, amén de un mayor dinamismo y más vida.
Es que Tita tenía magia. Como Midas, el mítico rey, que a todo lo que tocaba lo convertía en oro, a todo lo que ella colocaba, ubicaba o combinaba, inmediatamente lo convertía en algo de buen gusto, en algo equilibrado, en algo armónico. Y a lo largo de toda su vida conservó ese raro poder transformador y eligió rodearse ella misma de armonía.
Era un verdadero placer ir con ella a una casa de remates de obras de arte, muebles y antigüedades.Tenía el olfato detector de un sabueso y una imaginación tal que le permitía inmediatamente ver con claridad absoluta el futuro del hallazgo que acababa de hacer. Tenía un ojo tan fogueado y tal independencia de criterios, que podía discernir entre ciertos principios propios y otros universales, armar con ellos una interesante mezcla y las cosas le salían como le salían. Era alguien a quien se podía consultar y cuyas opiniones siempre pesaban. Tenía no sólo conocimientos, sino un especial talento para todo lo visual. Y lo hacía como un juego. A la legua se le notaba el disfrute. En las casas de Tita, todo era natural o al menos parecía serlo. Nada era forzado, artificioso o disonante, algo que, en la decoración, siempre desemboca inevitablemente y sin escalas en el mal gusto. Ni hablar de la ostentación: jamás sus casas la tuvieron. No estaba con ella. Todo tenía el respaldo de su ojo criterioso y entrenado y el toque de su corazón. Sus casas tenían el sello de su personalidad, tenían calidez, sentimiento y gracia, mucha gracia. Tita sabía muy bien que, como ocurre con la música, el silencio valoriza a la nota. Sus silencios eran interesantes y sus notas mucho más que logradas.
Recuerdo detalles puntuales de algunas conversaciones memorables que tuve con ella sobre temas específicos de la decoración y la ambientación. Un día, explicándome la puesta de su departamento de la barranca de la calle Libertad, donde levantó el parquet perimetral, sustituyéndolo por mármol blanco que después subía por los contramarcos y llegaba a cubrir unas vigas que visualmente le incomodaban, me dijo “Si tenés algo feo, muy feo, no tenés que tratar de disimularlo sino de remarcarlo. Va a ser mejor.” Y en ese departamento, en el que vivió al volver a vivir al país, combinó con éxito y con su habitual gracia, muy buenos cuadros al óleo con cabezas de animales cazados en el África y magistralmente embalsamados en Inglaterra.
“No hay que tenerles miedo a los muebles grandes: agrandan. Es muy común en la Argentina que, al lado de un sillón enorme, la gente ponga una mesita microscópica donde no se puede apoyar ni un vaso de whisky.” Tenía razón. Siempre les aconsejo a clientes y amigos no mostrar departamentos que quieren vender estando vacíos. Parecen más chicos. Si se manejan y ponen en práctica ciertos principios, visualmente se los hace crecer.
Cuando comentaba sus ambientaciones para el cine, Tita contaba qué útil le había resultado a ella para su crecimiento como ambientadora que los directores de cine y de fotografía le hubiesen dejado mirar a través del ojo de las cámaras cada escena para poder saber cómo se la vería en la pantalla una vez terminada la película y para poder evaluar los ajustes que debía hacer.
Varias veces me invitó a presenciar filmaciones de Raúl de la Torre, de Lautaro Murúa y otros y a ver muchas obras de teatro. Por la fuerte tensión que en ella se generaba, recuerdo la escena de Heroína, la película de de la Torre, en la que el personaje de la intérprete simultánea, personificada por Graciela Borges, escapa de la cabina desde la que estaba traduciendo e interrumpía las deliberaciones de un congreso de psiquiatría que transcurría en el Centro Cultural San Martín. Y empezaba a gritar “Mamá” repetida y desaforadamente. Una escena que visualmente me impactó al verla en el cine, fue la del personaje con la guirnalda de luces multicolores de árbol de Navidad dando la vuelta al pescuezo de la protagonista y cayendo a ambos lados de su cabeza mientras titilaban en forma insistente dentro de un ambiente penumbroso.
Tita, también como ambientadora, estaba siempre hasta en los más mínimos detalles. Recuerdo cuando durante la filmación de Crónica de una Señora, escrita por su gran amiga María Luisa Bemberg, hizo variar las alturas del agua y del vino de las copas en una escena de una comida en casa del matrimonio que encarnaban Lautaro Murúa y Graciela Borges. Le parecía que de ningún modo podían quedar las copas llenas o a las mismas alturas durante todo el transcurso de la escena. Si no, la escena no transmitiría la sensación de dinamismo y de paso del tiempo que debía dar. La nominación de La Tregua, que había producido con su íntima amiga y socia Rosita Bengolea de Zemborain, para el Oscar de la Academia de Hollywood a la Mejor Película Extranjera, fue una de sus más grandes satisfacciones empresariales.
La última gran obra de Tita fue su casa de Güemes y Agüero. Esa casa, que se me ocurre algo viscontiana, tenía climas y microclimas encantadores en cada uno de sus rincones. En cada uno de ellos se podía aprender sobre equilibrio y armonía. Era un verdadero placer recorrerla haciendo las lecturas, directas y de entrelíneas, que corresponde hacer cuando uno está ante la obra de alguien con autoridad, de un peso pesado en lo suyo.
El jardín de esa casa singular merece un capítulo aparte: la acompañaba en todo, era su necesario marco. Me llamó mucho la atención la viejísima glicina que, arrancando de la terraza-pérgola sobre el jardín, volcaba cataratas de flores arracimadas impregnando el lugar con su olor inconfundible. Parecía puesta allí desde mucho antes de construida la casa en 1918. Casi diría que las flores de la glicina y los múltiples colorados otoñales de la ampelopsis, que literalmente envolvía la casa por fuera y por dentro, eran las únicas notas vegetales de color. Porque Tita usaba sólo flores blancas en sus puestas, adentro y afuera, en sus ramos y en sus plantas. Y jugaba magistralmente con las modulaciones que en ellas produce la luz. Como lo hacía con determinados brillos y transparencias. A tal punto estaba Tita en los detalles, que hasta diseñó visualmente su propio velorio.
Podríamos disentir en algún mínimo detalle, pero las más de las veces las coincidencias fueron totales. Siempre la vi a Tita como una de las personas con más gusto y más criterio estético que haya conocido en mi vida. Y respeté y tuve muy en cuenta sus opiniones como de quien venían.
Ahora nos enteramos de que, gracias a gestiones de los vecinos del barrio, la casa donde Tita pasó sus últimos años y murió, ha sido declarada de interés patrimonial, por lo que se salvará del avance implacable de la piqueta. Aunque muchos de los climas y microclimas que Tita armó en esa casa, en la que se gestaron tantos interesantes emprendimientos culturales ya se hayan desarmado, me hubiera gustado que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires hubiera hecho en ella algo ligado con el arte, la cultura, lo estético, la decoración y las artes aplicadas a ella. Como pasó con la casa de Victoria Ocampo de Rufino de Elizalde 2831, que compró Amalia Lacroze de Fortabat, otra gran amiga de Tita, para el Fondo Nacional de las Artes, cuando lo presidía.
Es estimulante saber que la vieja glicina seguirá floreciendo, que los zorzales de pecho colorado seguirán teniendo refugio en ese jardín y que la ampelopsis seguirá abrazando la casa. Y también que, junto con la de Tita, se salvan todas las casas que dan sobre Güemes, hasta el 2938 inclusive, que conforman una tipología única en estilo, en altura y en detalles de fachadas.
Y el espíritu de Tita seguirá en cada uno de los rincones de su magnífica casa de Agüero y Güemes.


Pedro L. Baliña

UNA NOCHE ESPECIAL

Ya se dijo aquí que la gran pasión de Tita era el teatro. Y durante años presidió la Fundación del Teatro San Martín, desde la cual apoyó incondicionalmente a ese Teatro y a la gente que en él trabajaba. Y recaudó fondos para compensar las enormes carencias de todo tipo resultantes de los presupuestos culturales magros. El San Martín le estará eternamente reconocido. Dos veces intervine en Una Noche Especial, las exitosas comidas que, a beneficio de la Fundación, organizaba Tita todos los años en el comedor de la Rural en Palermo, en el Plaza Hotel, etc. Artistas, decoradores y arquitectos arreglaban las mesas con un tema o premisa dados. La primera vez que, invitado por Tita, participé, vez el tema era la ópera y yo llamé a mi mesa “Calas para la Callas”. En el centro de la mesa había un enorme ramo de calas envuelto con papel de celofán y un enorme moño blanco de regalo. La tarjeta de quien mandaba las calas, de puño y letra decía “Ari”. El mantel estaba hecho con un fantástico papel con billetes de dólares estadounidenses impresos que conseguí. Y una gran foto de Aristóteles Onassis en un marco de plata. Los servilleteros estaban hechos con unas pulseras de varias vueltas de perlas. Sobre el plato de cada comensal, en alhajeros como de terciopelo, había un anillo, falso por supuesto, de muy buen diseño. Las señoras que comieron esa noche en mi mesa, quizás como un modo de recuperar parte de lo pagado por el cubierto, se creyeron con derecho a llevarse los anillos que eran parte de mi puesta. No quedó ni uno sólo de todos los que eran. Aparte del evidente juego de palabras y del toque de humor de su título “Calas para la Callas”, mi mesa llevaba implícito un homenaje a Tita, a quien le encantaban las calas. Tanto le gustaban, que coleccionaba cuadros con calas. Cuando yo detectaba alguno en mis recorridas por las galerías y remates de Buenos Aires, la llamaba y le pasaba el dato para que fuese a verlo.
La segunda vez que Tita me invitó a participar en Una Noche Especial, titulé a mi mesa “2001 Odisea del Espacio – Homenaje a Stanley Kubrick”. Una Luna esférica, corpórea, blanquísima, con cráteres y todo, giraba sobre su eje, a una determinada distancia de la tapa de la mesa, en medio de una penumbra especialmente fabricada para resaltar el efecto de la Luna reflejando la luz solar en el oscuro espacio sideral. Por cómo estaba iluminada mi Luna, con un spot muy puntual desde gran distancia, parecía emitir la luz, más que reflejarla. Alrededor de la Luna, “giraban” tres naves espaciales. El mantel era totalmente negro y estaba íntegramente tachonado de estrellas plateadas de no más de un centímetro, levemente corpóreas, que también reflejaban la luz que parecía emitir la Luna. En unos adminículos plásticos para cocer huevos en microondas, de raro diseño, que parecían hechos para comer dentro de la ingravidez de una cápsula espacial sin mancharse, que simulaban vajilla para comer dentro de una nave, había sólo píldoras, cápsulas y grageas de formatos, tamaños y colores diversos, como si fueran el entendible menú de los astronautas estando en el espacio. Toda la vajilla, tenía el logotipo de la NASA. Los comensales reales comían “a la luz de la Luna”, sobre unos individuales circulares, de un celuloide muy particular, que daba un aspecto muy tecnológico. Los sillones, de línea vanguardista tenían luces coloradas que prendían y apagaban. Para los imaginados astronautas, no había cubiertos: no les harían falta para comer su menú, A Tita, esa mesa le gustó mucho.

P. L. B.

EMBAJADA DE ESPAÑA:
PIDEN QUE DEMUELAN LA OBRA ILEGAL


LA RESIDENCIA DE LA EMBAJADA DE ESPAÑA EN BUENOS AIRES, EN AVENIDA DEL LIBERTADOR Y MARISCAL RAMÓN CASTILLA, SOBRE LA PLAZA RUFINO DE ELIZALDE.

EMBAJADA DE ESPAÑA: 
PIDEN QUE DEMUELAN LA OBRA ILEGAL  
Crearán una comisión binacional para resolver sobre la construcción
 

Fue una reunión pacífica, pero de la que cada una de las partes salió con expectativas distintas. Ayer, los vecinos de Palermo que impulsan una denuncia contra la embajada de España por alterar un edificio con protección patrimonial participaron de un encuentro propiciado por el gobierno de la ciudad con el embajador español y distintas autoridades diplomáticas.
El encuentro se produjo en el Centro de Gestión y Participación 14, en avenida Coronel Díaz y Beruti. Los vecinos, patrocinados por la Fundación Ciudad, salieron convencidos de que su reclamo significaría que la obra en cuestión, una caseta de siete metros de frente que se levantó sobre el jardín de la antigua residencia Larivière, con salida a la plaza Bélgica, se demolerá y volverá a emplazarse allí la reja original, protegida como patrimonio cultural de la ciudad.
Por su parte, las autoridades diplomáticas pidieron disculpas a los vecinos y accedieron a conformar una comisión técnica bipartita entre el gobierno de la ciudad y la embajada para estudiar esta situación y llegar a una solución.
"Estamos llevando a cabo una rehabilitación integral de todo el edificio, una obra muy costosa y cuidadosa, sin variar su estructura interna. Pero desconocemos si la empresa que contratamos para hacer los trabajos tramitó la autorización para modificar un edificio con protección patrimonial", dijo Luis Herrero, consejero de información de la embajada a LA NACION.
Durante el encuentro, el embajador Rafael Estrella Pedrola insistió en que la oficina en cuestión no se utilizaría para atención masiva de público. Por su parte, Herrero informó que allí funcionarán las consejerías de interior, de información, de cultura, de política y los servicios burocráticos internos de la Cancillería española. "Seguramente, la gente que concurra a ellas ingresará por la entrada sobre la plaza Bélgica, pero no será una afluencia masiva de público. Allí se centralizará la seguridad de la embajada. Vamos a rever cómo lo solucionamos. Se va a plantar una vegetación bastante tupida y la construcción va a quedar un poco tapada", agregó.
Sin embargo, a los vecinos no los conformó tal explicación y afirman que buscarán una solución más cercana a su planteo.
Según dijeron a LA NACIÓN, ellos exigen que se respete el carácter de inmueble protegido de la antigua residencia Larivière y que se vuelva su entorno al estado original demoliendo la casamata de hormigón y restituyendo la reja original.
Hernán Vela, director general de Coordinación Institucional del Ministerio de Desarrollo Urbano, en nombre del gobierno confirmó que la obra no tenía permiso. Además, expresó que la intención era que todas las modificaciones al inmueble se hicieran respetando su carácter de edificio protegido ubicado en un Area de Protección Histórica.
Fuente: LA NACIÓN>



DE IZQ. A DER.: FRENTE DE LA CANCILLERÍA DE LA EMBAJADA DE ESPAÑA EN BUENOS AIRES, EN AVENIDA FIGUEROA ALCORTA AL 3100 Y MARISCAL RAMÓN CASTILLA, SOBRE LA PLAZA BÉLGICA. LA CASA LARIVIÈRE FUE DISEÑADA POR EL FAMOSO ESTUDIO DE LOS ARQUITECTOS ACEVEDO, BECÚ Y MORENO. A PESAR DE INTEGRAR UNA APH (ÁREA DE PROTECCIÓN HISTÓRICA) LA EMBAJADA DE ESPAÑA HA HECHO EN ELLA UNA OBRA ILEGAL.
EL EMBAJADOR DE ESPAÑA EN LA ARGENTINA, S.E. D. RAFAEL ESTRELLA PEDROLA DEBE ORDENAR LA DEMOLICIÓN DE LA OBRA ILEGAL Y LA RESTITUCIÓN DE LA REJA ORIGINAL.

LA OBRA ILEGAL EN CUESTIÓN DEBERÁ DEMOLERSE.


¿POR QUÉ ALLÁ RESPETAN Y AQUÍ NO?

Cuando pasé por la nueva Cancillería de España y vi que habían levantado todos los metros que levantaron de la reja perimetral y estaban construyendo esa espantosa casamata que estaban haciendo ahí, más apropiada para boletería de una cancha de fútbol de cuarta categoría que para ponerla alrededor de una de las casas más bonitas de Buenos Aires, proyectada por el famoso estudio de los Arquitectos Acevedo, Becú y Moreno, que tantas buenas y refinadas casas le dio a Buenos Aires, me hice un sinfín de preguntas. Me pregunté por qué estando como está la Casa Larivière en una APH (Área de Protección Histórica), se podía estar adosándole ese adefesio que se le ha estado construyendo y vulnerando y vulgarizando de tal manera esa casa importante casa patrimonial. Me pregunté si habría consultado la Embajada de España al Gobierno de la Ciudad, como es obligación hacerlo cuando se quiere intervenir un bien que es APH y, de haberse aprobado tal adefesio, quién lo habría aprobado. Me pregunté cómo podían los españoles aceptar tal grado de aberración arquitectónica como la que se estaba haciendo. Me pregunté si los españoles permitirían que nuestra Embajada en Madrid, o la de cualquier otro país arruinara una casa patrimonial con protección histórica y patrimonial de Madrid del modo en que ellos estaban arruinando una de las más significativas casas nuestras. Me pregunté qué estudio de arquitectura podía proponerle semejante bodrio a la Embajada de España y cómo podían la Embajada y la Cancillería de España aceptarlo. Y me pregunté muchas cosas más. Pero no tuve respuestas hasta ahora.
Más allá de las normas vigentes y de que se las estaba violando abiertamente, este tema hablaba de la enorme falta de sensibilidad y de refinamiento que impedían ver con claridad que lo que se estaba intentando hacer era a todas luces un sacrilegio. Los vecinos se interesaron en el tema, hicieron el justo reclamo y por suerte las cosas se están revirtiendo. Que el Embajador de España haya reconocido el error y que se haya comprometido a buscar una solución para enmendarlo es una buenísima noticia. Pero no hay nada que negociar. No cabe duda alguna de que la casamata debe demolerse, reponerse la primitiva reja y restituirse a la casa su aspecto originario. Y la Embajada debe avenirse a respetar nuestras normas sin ningún tipo de excepción por el hecho de ser una representación extranjera.
Es notable como algunas Embajadas de países donde las leyes se respetan a rajatabla, cuando vienen aquí se contagian nuestras malas costumbres y, como ven que aquí las normas se hacen para guardarlas en un cajón y fregarse en ellas sin que a nadie se le mueva un pelo, empiezan a hacer cualquier cosa amparándose en nuestra habitual impunidad. El caso de la Embajada de España no es nuevo. Durante la gestión de Aníbal Ibarra al frente de la Ciudad de Buenos Aires, personal del Gobierno de la Ciudad literalmente destrozó los árboles y arbustos de la plaza Bélgica, que linda con la nueva Cancillería de España (casa Larivière), y también los árboles y arbustos de la plaza Rufino de Elizalde, que está pegada a la residencia del Embajador de España, con la excusa de despejar los sensores de movimiento que se instalaron para prevenir atentados con explosivos a raíz de haber hecho José María Aznar entrar a España en la coalición con los E.E.U.U., Inglaterra e Italia para la guerra de Irak.
El pintor y arquitecto Nicolás García Uriburu batalló incansablemente por ese tema pero no logró frenar el avance del alud destructor originado en el propio Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a instancias de la Embajada de España. En su momento denuncié el tema y me pregunté qué harían los españoles si alguien osara tocar una sola hoja del madrileño Parque del Retiro. El destrozo ya estaba hecho. Y no se quedaron conformes con haberlo hecho una vez: lo repitieron al tanto tiempo. Si éso ocurre con la anuencia del propio Gobierno de la Ciudad… ¿qué se puede esperar de los contribuyentes que aisladamente destrozan árboles a diario en Buenos Aires con total impunidad?
La Embajada también ha eliminado las enredaderas que cubrían la reja perimetral y la ha tapado con chapa, lo que visualmente “endurece” en forma notoria y le quita “aire” a esa magnífica casa que es ahora sede de la Cancillería de España en Buenos Aires. Sin dudar quedaban mucho mejor las enredaderas que cubrían la reja, como tupida, espesa barrera hecha con elementos naturales. Era un entorno de mucha mayor calidad para la Casa Larivière y no la bonita reja cegada con chapa negra. Esa chapa irremediablemente abarata el aspecto del conjunto.
A esta altura de los hechos, nobleza obliga, habría que hacer un reconocimiento al apoyo de la Fundación Ciudad al grupo de vecinos que se preocupó por este tema, que, una vez más, con su incansable trabajo de hormiga defiende siempre las grandes y pequeñas causas de la Ciudad de Buenos Aires y batalla a favor del bien común.


P. L. B.

ALDO SESSA Y LA FOTOGRAFÍA,
50 AÑOS DE PURA PASIÓN



LA INVITACIÓN A LA INAUGURACIÓN DE LA EXPOSICIÓN CONMEMORATIVA DE LOS 50 AÑOS DE ALDO SESSA EN LA FOTOGRAFÍA, EN LA SALA CRONOPIOS DEL CENTRO CULTURAL RECOLETA.

ALDO SESSA, TERESITA GARCÍA HAMILTON DE SESSA Y PEDRO L. BALIÑA EN LA INAUGURACÍON DE LA EXPOSICIÓN 'LA ERA DE RODIN', EN EL MUSEO NACIONAL DE ARTE DECORATIVO.
Foto: Mirabaires News

GINGKO BILOBA, PALERMO, BUENOS AIRES.


Es un motivo de gran alegría que se cumplan 50 años de fructífera trayectoria en la fotografía de ese hombre multifacético, sensible y trabajador, y muy querido amigo, que es Aldo Sessa. El acontecimiento se celebra con la muestra 'Aldo Sessa- Pasión por la Imagen', que se inaugurará el 1ro. de septiembre próximo en la Sala Cronopios del Centro Cultural Recoleta de Buenos Aires.Artista plástico y fotógrafo, hombre de múltiples intereses, viajero incansable, de espíritu curioso, inquieto, y mirada sensible, es editor de sus propios libros - lleva publicados no menos de 40 títulos, muchos de los cuales difunden por el Mundo una imagen estética y cuidada de la República Argentina a través de sus embajadas.
Es académico de número de la Academia Nacional de Bellas Artes por Fotografía - tuvo mucho que ver en el reconocimiento de la fotografía como arte y en su inclusión en la Academia como disciplina artística - ciudadano ilustre de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y ha recibido múltiples reconocimientos nacionales e internacionales por su labor. Entre los nacionales, merece ser destacado el Diploma Domingo F. Sarmiento que le otorgó el Senado de la Nación. Fue vice-presidente de Laboratorios Alex, donde se procesaba la mayoría de las películas argentinas y también muchas del exterior.
Integra la Comisión de Cultura del Jockey Club Argentino, dependiente de la Comisión del Interior de su Comisión Directiva. Esta casado con Teresita García Hamilton y tiene tres hijos: Valeria, que es periodista y vive y trabaja en los Estados Unidos de América, Luis, que está al frente de Sessa Editores y Carolina, que es diseñadora gráfica y también trabaja en muy estrecha colaboración con él en el diseño de sus libros. Junto a Teresita García Hamilton, su encantadora mujer, son los queridos y dedicados abuelos de seis nietos.

P.L.B.

VISITE NUESTRA PÁGINA WEB:
PUESTA EN VALOR DE OBRAS DE ARTE



Rafael Barradas, Escuela Uruguaya, 1890-1929,
Escena de Café, 1913, colección privada, Buenos Aires.


Visite nuestra página Web:

PUESTA EN VALOR DE OBRAS DE ARTE

Hágalo entrando a:


LA NATURALEZA SIEMPRE NOS SORPRENDE
LOS CÍRCULOS DE HIELO


Un fenómeno poco conocido pero que, gracias a Internet, está proliferando su comunicación. Al parecer los científicos especulan que estos círculos perfectos de hielo se forman por remolinos naturales en el agua que al subir a superficie forman circunferencias perfectas en la capa de hielo de la superficie. Hasta el momento se han registrado estos círculos de diferentes diámetros y en diferentes partes del mundo, incluso en ocasiones no aparece un solo círculo sino varios de ellos distribuidos por toda la superficie del agua. El más grande registrado tenía un diámetro de 150 metros.

EN LA BARRA, UN CUBO.


LA TAPA DEL Nro. 1 DE DyD,
NOVIEMBRE DE 1986,HECHA CON UNA FOTO
DE LA CASA A LA QUE
ALUDEN ESTOS VERSOS.



En La Barra, un cubo

Cubo, cubo sólido, eterno
Cubo
cubo armónico, sereno
nacido del cuadrado
de sus lados
por siempre iguales.

Cuadrados, pizarra
nobles, fijados
madera bizarra
cemento, hormigón
cuadrados ligados...
quién los atrapó?

Ritmo modular
simetría asimétrica
diagonal
escalón oblicuo
vidrio lateral
fuste y ajuste
estría
maestría
en celestes y rosas
que dicen mil cosas
de cielos azules y sueños rosados,
de flores que abren...

Cubo articulado,
entorno vegetal
concebido, moldeado
cubo natural.
nervio, arteria, nervadura
trama, sostén
Cubo calor
cubo iglú,
cubo palacio
cubo choza
mariposa
ola, nube, caracol
brisa costera
paisanas maderas
texturas y olor.

Cubo vertebral
cubo cubo
cubo talento
En La Barra un cubo
con aristas de sugestión
duros sus muros
quién lo gestó?

Pedro L. Baliña

Punta del Este, 1984

ESTUDIOS Y TALLERES EN LA PINTURA



FRÉDERIC BAZILLE, EL ESTUDIO EN LA CALLE CONDAMINE.

VERMEER, ALEGORÍA DE LA PINTURA, FRAGMENTO.

GUSTAVE CAILLEBOTE, 1848-1894, AUTORRETRATO CON EASEL.


DANIELA ASTON, EL ESTUDIO.

VELÁZQUEZ, LAS MENINAS.

GUSTAVE CAILLEBOTE, 1848-1894, ESTUDIO CON SALAMANDRA.

GIOVANNI BOLDINI, 1842-1931, EN EL ESTUDIO.

CARLOS ALONSO, EN EL ESTUDIO.

JOAQUÍN SOROLLA Y BASTIDA, AUTORRETRATO EN EL ESTUDIO.

LUCIEN FREUD, LA PINTORA Y SU MODELO.

REMBRANDT, EL ARTISTA EN SU ESTUDIO.

EL PINTOR LUCIEN FREUD, NIETO DEL CREADOR DEL PSICOANÁLISIS, SIGMUND, PINTANDO EN SU ESTUDIO.

 
GIOVANNI BOLDINI, 1842-1931, LA MODELO Y EL MANIQUÍ.

GÉRÔME, PYGMALION Y GALATEA EN EL ESTUDIO DEL PINTOR.

PAUL GAUGIN, VINCENT VAN GOGH PINTANDO LOS GIRASOLES.

JOSEPH DE CAMP, EL PINTOR Y SU MODELO.

DIEGO RIVERA, ESTUDIO DEL PINTOR, 1954.

ANDRES ZORN, AUTORRETRATO CON MODELO, 1896.

LUCIEN FREUD, ESCENA DE TALLER.

GUSTAVE COURBET, EL ESTUDIO DEL PINTOR O ALEGRÍA TOTAL, 1855.

UN ATÍPICO CUADRO DE SALVADOR DALÍ: ESTUDIO EN PORT LLIGAT, CADAQUÉS, GIRONA.
ELENA BOUZA, EN EL ESTUDIO DEL PINTOR.
ANTONIO MARÍA ESQUIVEL, UNA LECTURA DE ZORRILLA EN EL ESTUDIO DEL PINTOR.
CECILIO PLA, CABALLETE.

MICHIEL SWEERTS, CLASE DE DIBUJO.

PABLO PICASSO, LAS MENINAS.
GUSTAVE COURBET, EL ESTUDIO DEL PINTOR O ALEGRÍA TOTAL, 1855.